Misión Católica de Lengua Española en Berlín

"Porque ninguna cosa es imposible para Dios"
(Lc 1, 37)

LA MISIÓN CATÓLICA DE LENGUA ESPAÑOLA EN BERLÍN
I N V I T A:
Al Concierto de beneficiencia organizado por el Coro “Batuta Latina"
El Sábado 16 de Diciembre 2017 a las 17 Horas.


jmj



Eventos Anteriores


LA MISIÓN Fiesta Patronal de la Virgen del Pilar
El Domingo 15 de Octubre 2017 A partir de las 12:00 hasta las 16:30 Horas.


jmj

El arzobispo de Berlín Dr. Heiner Koch invita a los niños de todas las naciones y sus padres al 10. encuentro Internacional de Rosario para niños
en la Iglesia de San Sebastián (Gartenplatz • 13355 Berlin)


irkfk




.- FIESTA DE “ CORPUS CHRISTI” Y FIESTA DE VERANO DEL AÑO 2017
fcc


.- Mini Concierto por la PAZ " Ora y canta por VENEZUELA"que tendrán lugar en nuestra parroquia el domingo 21 de Mayo
Vnzl


.- Celebración del DÍA DE LA MADRE con una Eucaristía el domingo 14 de Mayo del 2017 en nuestra parroquia.

madre



jmj

jmj

Padre Emilio Muñoz
Elena no ha podido evitar las lágrimas, unas lágrimas serenas y reconfortadas, al conocer la muerte del Padre Emilio. Su madre la llevaba de niña a las catequesis de la Misión en Lengua Española y fue allí donde recibió los sacramentos de la Primera Comunión y la Confirmación, siempre bajo la atenta tutela del sacerdote que se encargó de llevar la Misión desde septiembre de 1988 y hasta 2007. “Recuerdo que éramos muy trastos y agotábamos su paciencia, pero siempre conseguía centrar nuestra atención y nos enseñaba con canciones”, rememora aquellos primeros años 90, “y lo que más ha quedado en mí es que nos hacía sentir en la Iglesia como si estuviéramos en nuestra propia y auténtica casa, en nuestro hogar de Fe”.
Hoy, Elena enseña esas mismas canciones en el Kindergarten en el que realiza su actividad profesional, prolongando en el tiempo y en las generaciones la labor del Padre Emilio, que atendió por igual a fieles de cualquier nacionalidad, credo o raza. Durante su etapa en la Misión tuvieron lugar transiciones complicadas a las que siempre dio una respuesta de amor cristiano. La caída del Muro de Berlín supuso un cambio de población y una fusión cultural entre la sociedad de Berlín occidental, todavía relativamente aferrada a valores cristianos, y la de Berlín oriental, marcada por cuatro décadas de comunismo ateo. En este contexto, el Padre Emilio propició conversiones como la de Gabriel, un joven cubano que estudiaba con una beca en la RDA cuando cayó el Muro y que acudió a la Misión en busca de un círculo social en el que poder expresarse en su propia lengua.
“Yo no creía en Dios, ni sabía lo que era eso. Yo fui allí porque me sentía muy solo en Alemania y esperaba encontrar gente con la que divertirme. Y así se lo dije al Padre Emilio, para que me dejara en paz”, sonríe al recordar hoy aquel primer encuentro. Pero lejos de cerrarle la puerta por su ateísmo, Emilio le invitó a acudir cada fin de semana y comenzó a prestarle libros en español de su biblioteca personal para que leyese durante las eternas tardes de invierno. Gabriel volvió a Cuba con aquella semilla en su corazón, la de la bondad inspirada en la Cruz, y allí se bautizó y formó una familia cristiana. “Me hubiera gustado poder contarle mi vida, todo lo que me pasó después de aquel invierno, pero igual creo que desde el cielo él seguirá pendiente”, confiesa.
Fue precisamente en esa década de los 80, en una ciudad marcada por la Guerra Fría y por la cultura Punk y Underground, cuando la Misión se tornó un crisol de culturas y nacionalidades. La Misión seguía jugando un papel fundamental, tanto en las necesidades religiosas como en las necesidades sociales, para la marea de emigrantes españoles, que siempre fueron acogidos. En la Misión comían a menudo e incluso dormían, aquellos que no encontraban otra cosa. “María, atiende a estas personas y dales todo lo que necesiten, me decía el Padre Emilio, y sacábamos de donde no había, pero para él siempre era poco”, recuerda hoy una de sus más estrechos colaboradores, que durante 18 años pasó la Nochebuena cocinando y preparando adornos navideños porque el Padre Emilio “era muy sensible a la necesidad de compañía de muchas personas que estaban en Berlín solas en esas fechas y no reparaba esfuerzos para acoger a todos ellos”. A medida que avanzaban los años 80, fue llegando un mayor número de fieles latinoamericanos, una realidad que el Padre Emilio acogió con alegría y cariño, por lo que a partir de 1989 cambió el nombre de “Misión Católica Española” por el de “Misión Católica en Lengua Española”. Para ello tuvo que superar incluso algún enfrentamiento con la colonia española, siempre desde un afán de adherir el día a día de la Misión a la vivencia del Evangelio.
Alicia Reymer, otra de sus colaboradoras por aquel entonces, subraya hoy en nombre de todo el Consejo Pastoral, que “El Padre Emilio fue una persona muy justa, honesta y caritativa. Defendió siempre a los más humildes y rechazó todo tipo de xenofobia. El Señor le concedió la gracia de poder comunicarse con todos los hispanos, sin ofender ni lastimar a ninguno a causa de nuestros americanismos. Fue un Señor!, en todo el sentido de la palabra. Triste estoy por su partida, pero el haberlo conocido me sirve de consuelo porque puedo decir que fue un ángel que ahora está junto a su Creador”.
Aquellos fueron también años de dificultades económicas para la Iglesia de Berlín, que se vio incluso obligada a deshacerse de templos para sanear sus cuentas. Entre ellos estuvo la iglesia de San Afra, en la Graunstraße 31, un magnífico edificio neogótico que había formado parte de la identidad de la Misión. Su pérdida fue vivida con dolor por los fieles, que recibieron a cambio un lugar en St. Nikolaus-Kirche, hoy fusionada con la comunidad parroquial de St. Martin y, a partir de enero del año próximo, unificada con otras en la parroquia de San Franciso, en Techowpromenade 35-43, 13437 Berlín. Pero ni las dificultades económicas ni el trasiego de las mudanzas impidieron al padre Emilio continuar acudiendo cada dos semanas a la prisión JVA Tegel, para visitar a los presos que habla española, llevarles aquello que necesitaban y celebrar Misa con ellos. Ni desatender su grupo de jóvenes, con los que viajó a España en repetidas ocasiones. Y nunca desatendió tampoco la relación con la parroquia alemana, que consideraba fundamental para el buen funcionamiento de la Misión y que cultivaba a diario, celebrando para los fieles alemanes una misa a las 8:00 horas e incluso llevando la Comunión a su casa a los fieles más ancianos, que ya no podían acudir a la Iglesia por su propio pie.
“Le gustaba ver la Iglesia llena a todas horas, nos animaba a formar grupos de flamenco, de cultura gallega, de costura… prestaba libros cuando aquí no se encontraban en español y conversaba de literatura, de política… se traía a los confirmandos a dormir en saco a los salones todo el fin de semana de su Confirmación… y siempre nos tenía organizando fiestas”, recuerda María, que lo describe como el tejedor de una auténtica asamblea en torno a los sacramentos y a la fe, universales y vividos en español.
Descanse en Paz, nuestro querido Don Emilio.
Autor: Rosalia !».


jmj

LA MISIÓN CATÓLICA DE LENGUA ESPAÑOLA EN BERLÍN
I N V I T A:
A LAS CATEQUESIS PARA ADULTOS Y JOVENES
a partir del 02 de octubre, todos los Domingos a las 13:30 Horas y los Jueves a las 19:30 Horas en los salones parroquiales de nuestra Misión

jmj

LA MISIÓN CATÓLICA DE LENGUA ESPAÑOLA EN BERLÍN
I N V I T A:
Fiesta Patronal de la Virgen del Pilar
El Domingo 16 de Octubre 2016 A partir de las 12:00 hasta las 16:30 Horas.

jmj

irkfk

Invitación para el 28 de octubre a rezar el rosario con los niños en diferentes idiomas
en la Iglesia de San Sebastián en Berlín.
La Misión Católica Croata en Berlín invita a los niños de todas las naciones y sus padres a la 9no. encuentro Internacional de Rosario para niños
el sábado, 28 de octubre a las 16 horas, en la Iglesia de San Sebastián en el Garden Place en Berlin-Wedding


jmj

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 25 de julio de 2016).- El papa Francisco recordó este domingo después de rezar la oración del ángelus, que miles de jóvenes desde todos los rincones del mundo se están dirigiendo a Polonia para la Jornada Mundial de la Juventud que se realiza en la ciudad de Cracovia desde el martes 27 hasta el domingo 31 del presente mes de julio. Desde el miércoles el Santo Padre estará en Polonia, pero antes de ir al evento de los jóvenes visitará en silencio y oración dos campos de exterminio del nazismo, Auschwitz y Brikenau, en los que fueron asesinados aproximadamente 1,1 millones de personas, y donde sus únicas palabras serán las que escribirá al final la visita en el libro de los huéspedes ilustres. El Papa señaló que con los jóvenes reunidos en Cracovia celebrará el Jubileo de la Misericordia, con la intercesión de Juan Pablo II. E invitó a los que no logran ir, a seguir el evento a través de los medios de comunicación.
A continuación las palabras del Papa
«Queridos hermanos y hermanas, en estos días tantos jóvenes desde cada parte del mundo, se están encaminado hacia Cracovia, donde se realizará la XXXI Jornada Mundial de la Juventud.También yo partiré el miércoles próximo para encontrar a estos muchachos y muchachas y celebraré con ellos y para ellos el Jubileo de la Misericordia, con la intercesión de Juan Pablo II.Les pido que me acompañen con la oración. Desde ahora saludo y agradezco a todos los que están trabajando para recibir a los jóvenes peregrinos, junto a numerosos obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas.Un pensamiento especial lo dirijo a tantísimos jóvenes de la misma edad, que no pudiendo estar personalmente seguirán el evento a través de los medios de comunicación. ¡Estaremos todos unidos en la oración!».

n_mision



FIESTA CORPUS CHRISTI

Corpus Christi (en latín, "Cuerpo de Cristo") o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini ("Cuerpo del Señor"), es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento, dándole públicamente el culto de adoración (latría) que le es debido. La celebración se lleva a cabo el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés (es decir, el Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección). Específicamente, el Corpus Christi es el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte. En algunos países esta fiesta ha sido trasladada al domingo siguiente para adaptarse al calendario laboral.

Eventos Anteriores

Gracias a Dios